...PUEBLOS DE LOS HOMBRES...

 

INICIO CLASES TAREAS Y CONSULTAS

 

“Drúedain”; “Hombres Medios”; “Aurigas”; “Dunledinos” y “Orientales”

 Drúedain

“En cada curva del camino había grandes piedras talladas a imagen de hombres, enormes y de torpes miembros, en cuclillas, con las piernas cruzadas y los gruesos brazos sobre el vientre. Algunos con el desgaste de los años habían perdido todos los razgos, salvo los oscuros agujeros que tenían por ojos, que miraban todavía con triste fijeza a os viajeros.”  

Esta es la descripción que Meriadoc Brandigamo hizo de las Estatuas del Sagrario. Esos fueron los Hombre Púkel, que también fueron conocidos como Woses; pero en general fueron llamados Drúedain. Ese nombre se les dio porque a sí mismos, ellos se llamaban el Pueblo de Drug o Drughu. Si esa palabra alguna vez tuvo un significado, se desconoce, por eso, los Elfos adaptaron el término al sindarin Dru y lo combinaron con el apelativo “Edain” ya que, aunque los Woses no eran de las Tres Casas, vivieron por mucho tiempo con la Casa De Haleth; además, tal como los demás Atani que vivían en Beleriand tenían aversión por el mal y odiaban a los orcos.  

            Los Drúedain también despertaron en Hildórien, y luego se encaminaron al Oeste. Sus migraciones los llevaron lejos del resto de las tribus, y penetraron por la región de Mordor a Ithilien, y de ahí a las Montañas Blancas. Ahí habitaron por mucho tiempo, hasta que los “Hombres de las Sombras” echaron a la gran mayoría de ellos. Con una parte de los Haladim cruzaron las Ered Luin para llegar a Beleriand. La mayoría permaneció con la Segunda Casa de los Edain, tanto es así que lucharon junto con el resto de los Edain en la Guerra de la Cólera. Así mismo, por sus hechos los Woses recibieron como recompensa la Isla de Númenor, pero ellos no aceptaron porque temían al Gran Belegaer. Luego de eso, marcharon de nuevo al Este, en busca de los demás miembros de su pueblo que habían quedado atrás en la gran marcha.  

De nuevo entre las Montañas Azules y las Montañas Blancas, los Drúedain habitaron en el Cabo de Andrast y en la Desembocadura del Aguada Gris; otros habitaron en la desembocadura del Gwathló; sin embargo, todos ellos debieron marcharse. 

Otros asentamientos de los Woses se dieron en el Bosque de Drúadan y en el Sagrario. De estos últimos, no se sabe cómo ni cuando desaparecieron, aunque se cree que fue por la expansión militar gondoriana, o por la hostilidad de los Dunledinos, o por la limpieza étnica que, se dice, realizaron los Rohirrim. 

Sin embargo, los Hombres Púkel del Bosque de Drúadan sobrevivieron hasta la Tercera Edad del Sol. De esto obtenemos referencias en el Libro Rojo, cuando el Cacique Wose Ghân-buri-Ghân ayudó a los ejércitos Rohirrim en la Guerra del Anillo. Por ese entonces se los describió como hombres de baja estatura, pero de ancha espalda; piernas cortas y gruesas. Sus caras eran anchas, con cejas gruesas, narices chatas y ojos de profundo color negro y muy hundidos en la cara. Eran lampiños (salvo los jefes como Ghân-buri-Ghân), y solo unos pocos y largos pelos salían de sus grandes cabezas. 

Por último, una de las características más sobresalientes de los Drúedain era que podían permanecer inmóviles, sentados en cuclillas en el bosque, durante mucho tiempo sin que, aquel que los mirara, pudiera definir si era una estatua o un ser viviente. 

Hombres del Este 

            Se llamó Hombres del Este a los pueblos de los Atani que vivieron en la misteriosa y desconocida región de Rhûn. Una parte de estos Hombres emigró a Beleriand durante la Primera Edad del Sol, donde fueron conocidos como Hombres Cetrinos u Orientales, ellos fueron los que traicionaron a los Elfos y a los Edain, por servir a Morgoth, durante la Batalla de las Lágrimas Innumerables. 

            Tras luchar al lado de Morgoth, los sobrevivientes volvieron a sus lugares de origen; allí se establecieron, aunque en un estado salvaje, pero siempre recordando su odio por el Oeste. Fue Sauron, en la Segunda Edad del Sol, quien influyó nuevamente en ellos y los dominó, por eso se los conoció como los Hombres de la Sombra. Estos le fueron muy útiles en su guerra contra el Oeste, incluso uno de sus principales capitanes, Khamûl, recibió Uno de los Nueve Anillos de Poder. 

            Siempre lucharon contra Gondor, y luego contra Rohan, que fue aliado de los Hijos de Elendil; por ello, los Valar enviaron a los Istari, para controlar la situación y ayudar a destruir al Señor Oscuro. Dos de los Cinco Magos fueron hacia el Este: Alatar y Pallando, los Magos Azules. Una de sus misiones era separarlos de Sauron y su influencia, pero no se sabe a ciencia cierta que fue lo que hicieron. 

            En la Tercera Edad del Sol, los Hombres del Este lucharon contra los Pueblos Libres del Oeste, unidos bajo el estandarte del Ojo. Pero fueron derrotados, y la mayoría de ellos se sometió (en la Cuarta Edad) al Reinado del Rey Elessar; aquellos que no lo hicieron y ofrecieron resistencia debieron enfrentarse al Rey del Reino Unificado que contaba con el apoyo de la Caballería de Rohan. 

Sin embargo, no fueron ellos los únicos Hombres del Este de los que tenemos constancia. Los Aurigas, los Variags y los Balchoth también eran parte de ellos.  

Aurigas 

            Fueron una Confederación de Pueblos, que en la Tercera Edad asolaron y ocuparon Rhovanion y atacaron Gondor. Eran seminómadas, que se desplazaban en grandes carros, y sus jefes conducían cuadrigas. Según las Crónicas de Gondor, eran un pueblo fuerte y muy belicoso, y aparentemente tenían una conducción centralizada. Establecían campamentos fortificados, usando para ello los propios carros; eso les permitía un desplazamiento rápido y un ataque eficiente, además de ser una ventaja de protección en la defensa. Sin embargo, al establecerse en las regiones conquistadas, adquirieron la forma de vida de los Hombres del Norte y los Dúnedain, eso los llevó a vivir en casas, y comenzaron a ser agricultores. 

            Algo muy interesante de los Aurigas se nota en las mujeres, que eran hábiles y capaces de empuñar armas para defenderse cuando los hombres estaban atacando otros territorios.

Dunledinos 

            Habitaron en los valles de Ered Nimras, en las Tierras Brunas. Fueron llamados Isengardos, porque tenían estrecha relación con Isengard. Además,  actuaron en favor de Saruman en la Guerra del Anillo.  

            Eran altos y algo cetrinos, tenían el cabello oscuro, pero mucho más no se sabe de ellos como pueblo. Se deduce que despertaron en Hildorien, y que de allí emigraron al Oeste, quizás con el Pueblo de Haleth.  Cruzaron las Montañas Blancas y se establecieron en los territorios de Minhiriath y Enedwaith, además de ocupar parte de lo que luego fue el territorio del Pueblo de Bree. Allí se mezclaron con algunos de los Hombres que ya estaban establecidos, dando origen a los “Hombres Medios”, cuya importancia principal es la Lengua, ya que de esa riqueza de Pueblos nació el Oestron o Lengua Común del Oeste. 

            Durante la Segunda Edad del Sol, los Dunledinos tuvieron enfrentamientos con los Númenóreanos, por que estos talaron los bosques donde vivían, además de expulsarlos de sus tierras, obligándolos a vivir en las Tierras Brunas. Ese odio persistió por muchos años, y fue uno de los motivos que los llevó a aliarse con Saruman en la Tercera Edad.  

            Establecidos ya en las Tierras Brunas y en los Valles norteños de las Montañas Blancas, se convirtieron en un pueblo de agricultores y pastores de ovejas. Vivían bajo la égida del Reino de Gondor, pero no hacían mucho caso de ello. Allí estaban apartados de la influencia gondoriana, tanto es así que hablaban su propia lengua, que tenía fuertes influencias de la lengua del pueblo de Haleth. Allí fue donde recibieron, además, a los Hobbits, específicamente a la rama de los Fuertes, que en su momento se decidió a cruzar por el Paso de Rohan hacia el Oeste.  

            Alrededor del 1600, los Dunledinos comenzaron a poblar el Norte de Calenardhon, ya que la región se vio despoblada tras la Peste que azotó a Rohan y Gondor. Fue así que este pueblo cruzó el Río Isen y se mezcló con los escasos habitantes que habían quedado en la zona, mejorando así su nivel de vida, ya que la tierra era más fértil y los pastos eran mejores para el ganado.  

            Sin embargo, la enemistad con el Reino de Gondor y los Jinetes de Rohan permaneció por mucho tiempo, incluso hasta finales de la Tercera Edad; pero tras la derrota de Saruman y luego la de Sauron, los Dunledinos se vieron obligados a firmar tratados y demás para conservar la paz. De todas formas, ellos mismos decidieron hacerlo, sin ningún tipo de presión por parte de los Reyes de Gondor y Rohan.  

De momento, es todo. Tienen un mes para hacer las tareas y luego entregármelas en Goldwine@elcea.es

 Tareas: 

1.      ¿Porqué, tras la llegada de los barcos Númenóreanos a las desembocaduras del Gwathló, los Drúedain abandonaron la región y se dirigieron e instalaron en Drúwait Iaur? 

2.      De los Hombres del Este nombré Tres Ramas, que son los más conocidos:  Aurigas, Variags y Balchoth. De los primeros hablé en la clase. Elije alguno de los otros dos pueblos y desarróllalo.  

3.      Solo hice mención de los Hombres Medios al hablar de los Dunledinos. ¿Qué más puedes decir al respecto? 

Extra: ¿Cómo evalúas la influencia de los Númenóreanos en los Pueblos tratados en la clase? Expláyate cuanto te parezca necesario.