INTRODUCCIÓN AL SINDARIN

CLASE 2

HISTORIA EXTERNA

En 1954, en Cartas:208, Tolkien afirmó que la lengua viva de los Elfos del Oeste (sindarin o élfico gris) es la que habitualmente encontramos en ESDLA, especialmente en los nombres. Ésta deriva de un origen que les es común a ella y al quenya; pero las diferencias fueron deliberadamente ideadas para darle un carácter lingüístico semejante (que no idéntico) al galés: "porque encuentro ese carácter muy atractivo en algunos temples lingüísticos, y porque parece adecuarse al tipo de leyendas e historias más bien «célticas» que cuentan sus hablantes". Más tarde, descubrió que "este elemento de la historia ha proporcionado quizá más placer a muchos lectores que cualquier otra cosa en ella".
          Una lengua de sonoridad galesa o céltica estuvo presente en los mitos de Tolkien desde el principio. Este lenguaje se llamó originalmente gnómico (Gnomish) o I·Lam na·Ngoldathon, "la lengua de los Gnomos (Noldor)". Muchas palabras gnómicas pueden encontrarse también en los apéndices de LCP1 y LCP2, pero aunque Tolkien invirtió mucho tiempo y esfuerzo en este lenguaje, fue de hecho rechazado más tarde. En un documento posterior, Tolkien se refiere al gnómico como "la lengua élfica que en última instancia se convertiría en el sindarin" e indica que se encontraba en "un estado primitivo y desorganizado". Algunos de los conceptos centrales de la gramática gnómica, en particular determinadas mutaciones consonancias, se reciclaron luego en el sindarin. Una cierta cantidad de vocablos gnómicos también sobrevivieron en sindarin, inalterados o en formas reconocibles. A pesar de esto, el gnómico era en realidad un lenguaje completamente diferente, si bien poseía un estilo fonético levemente parecido al del sindarin. Una importante particularidad del sindarin, la metafonía o afección de vocales, aparece reseñada por primera vez en las gramáticas escritas por Tolkien en los años 20. Pero no fue hasta los años 30, en las Etimologías, que surgió de los apuntes de Tolkien un lenguaje realmente parecido al sindarin de ESDLA. Éste se llamaba, "noldorin", ya que, como su predecesor gnómico, se concibió como el lenguaje, no de los Sindar, sino de los Noldor, desarrollado en Valinor. El quenya se pensó en esta etapa sólo como lengua de los Lindar (más tarde Vanyar). Sólo mucho más tarde, cuando se empezaban a escribir los Apéndices de ESDLA, Tolkien abandonó esta idea y transformó el noldorin en sindarin. Hizo del quenya la lengua nativa tanto de los Vanyar como de los Noldor, que más tarde simplemente adoptaron el sindarin cuando llegaron a la Tierra Media. Se "rechazó" que el lenguaje de sonoridad céltica de los mitos de Tolkien fuese, después de todo, su propia lengua (aunque en los anales de la Tierra Media, llegaron a ser ciertamente sus usuarios más prominentes). No se originó en el Reino Bendecido de Valinor, sino que era una lengua indígena de la Tierra Media.
          En la concepción antigua, los Elfos nativos de Beleriand hablaban una lengua llamada ilkorin, que de hecho fue desplazada por el sindarin cuando Tolkien realizó su revisión (Edward Kloczko ha argumentado que algunos elementos del ilkorin fueron conservados como el dialecto septentrional del sindarin).  La decisión de Tolkien de revisar en esencia la historia del lenguaje de sonoridad céltica de sus mitos fue probablemente afortunada, haciendo el escenario lingüístico mucho más plausible: sin duda era difícil imaginar que los Vanyar y los Noldor pudiesen haber desarrollado dos lenguajes tan marcadamente distintos como el quenya y el "noldorin", mientras convivían como vecinos en Valinor. Transformando el "noldorin" en sindarin se solucionó ese problema; ahora las dos ramas del élfico podrían desarrollarse de manera totalmente independiente durante las largas eras que sus hablantes vivieron en absoluta separación los unos de los otros.
          El "noldorin" de las Etimologías no es exactamente idéntico al sindarin tal y como éste aparece en ESDLA, ya que Tolkien nunca dejó de refinar y alterar sus lenguajes inventados. Pero muchas de las diferencias que separan al "noldorin" del sindarin de ESDLA son afortunadamente regulares, reajustando Tolkien algunos detalles de la evolución a partir del élfico primitivo. Por lo tanto, la mayor parte del material "noldorin" puede actualizarse con bastante facilidad para concordar con el escenario lingüístico de ESDLA. Unas cuantas palabras deben ser alteradas sutilmente; por ejemplo, el diptongo "noldorin" oe debería ser más bien ae en sindarin. Un ejemplo involucra a Belegoer, como nombre del Gran Océano; Tolkien cambió más tarde esta forma a Belegaer, y así aparece en el mapa del Silmarillion publicado. Otro cambio tiene que ver con las consonantes lh- y rh-; allí donde se dan en "noldorin", muchos ejemplos muestran que el sindarin debería tener en su lugar l- y r- simples. De este modo, podemos deducir que una palabra "noldorin" como rhoeg ("equivocado") debería ser más bien raeg en sindarin, aunque la última forma no está registrada en ningún sitio. Se ha sugerido que el "noldorin" de las Etimologías, con sus diferentes peculiaridades, puede identificarse con el dialecto "un tanto extraño" del sindarin que los Noldor hablaban en Gondolin. De este modo, incluso podríamos justificar que se llamase "noldorin" en lugar de sindarin. Sin embargo, también es posible que Tolkien hubiera considerado el "noldorin" totalmente obsoleto en la medida que difería de su posterior visión del sindarin.

TAREA

Hoy la tarea es muy simple, 3 preguntas las cuales deben responder y entregar en el plazo de 1 mes, antes de publicar la tercera clase. Espero las tareas en mi despacho melthe@elcea.es

(Además, un aviso para la próxima clase, necesito que tengan material para hacer una grabación, micrófono y software de grabación, ya que escucharlos es la única manera de evaluar la fonética, así que preparen el material para la siguiente tarea. No es necesario un gran equipo, un programa simple les servirá).

1.-  Confeccione una lista de los hechos, en forma cronológica, que dieron origen al sindarin en su forma final.

2.-  Distinga todos los lenguajes primitivos que tuvieron influencia en el desarrollo del sindarin.

3.-  Argumente a favor o en contra del cambio de “noldorin” a “sindarin”. (Pueden basarse en aspectos técnicos, lingüísticos, de denominación, geográficos, etc.)